EDITORIAL

Una vez alguien me dijo que lo realmente difícil es sacar el Número Dos.

Y tiene razón. El Número Uno fue experiencia original y novedosa, todo entusiasmo, gran expectativa, torrente de ideas.

Y el Número Dos, caramba, ¿mantendremos la calidad? ¿Tendremos el mismo entusiasmo inicial? ¿Fue, el Número Uno, una rara avis, una llama fulgurante pero irrepetible? ¿Y el Número Dos será un pálido sucesor de ese magnífico Número Uno?

No solamente éste Número Dos de MSR Edición Limitada mantiene la calidad y la esmerada edición del Número Uno, éste Número Dos adquiere además las cualidades de la permanencia, de la constancia, del esfuerzo repetido, de las ganas y del entusiasmo.

También dicen que segundas partes no son buenas. En éste caso, el Número Dos es excelente.

Éste Número Dos nos dice que MSR Edición Limitada llegó para quedarse.

Y el tema central no es poca cosa: la creatividad.

Disfruten el Número Dos de MSR Edición Limitada. Ya vamos pensando en el Número Tres.

Gabriel Redolfi